Connect with us

Los Altares de Hanal Pixan

Ciudad

Los Altares de Hanal Pixan

El Día de los Muertos es un motivo especial para que las mujeres Mayas desplieguen toda una variedad de platillos que se presentan en un altar.

También se depositan juguetes; adornos con flores de cempazúchitl principalmente, que simbolizan el norte y el sur en el mundo de los vivos; velas de cera negra elaboradas en Ticul, que tienen el propósito de llamar la atención de los evocados, a quienes se obsequia aroma de ruda y albahaca; y alfarería de Maxcnú, Uayma y Mama como tazas, platos y cajetes que constituyen parte esencial de la escenografía típica de esta ceremonia.

El altar se cubre con un mantel blanco; también se colocan siete “jícaras” (recipientes naturales) con diferentes bebidas; cuatro representan a los niños en cada punto de los extremos de la milpa, y tres a las niñas que laboran alrededor del “comal”; estos recipientes contienen chocolate, atole de maíz o harina y agua (elemento purificador), acompañado de panes, frutas y dulces. El banquete está conformado por una variedad de sabrosos platillos, como el relleno negro, el escabeche y los “pibes” o “mucbilpollos”.

En vísperas de la celebración, al centro o sobre el altar, se coloca una cruz de madera pintada de verde que representa el Yaxché (el árbol de la Ceiba, que en la cosmovisión Maya simboliza el universo y su división en tres niveles), así como un cuadro de la Virgen del Carmen, patrona del purgatorio, como elementos propios de la fusión de las culturas Mayas y Españolas.

Las ofrendas son retiradas después de la ceremonia para ser consumidas y compartidas con familiares y amigos. En los días de muertos en Yucatán se recuerda pues, a los ausentes, estas ceremonias revelan la profunda cosmogonía Maya y son motivo de reflexión para los estudiosos, pero también de gusto para los vivos…!y sus estómagos!

 

Fuente: Casa de las Artesanías de Yucatán
Calle 63 x 64 y 66, Centro, Mérida

Leer más: Yucatán Today

Redacción de Sal! Revista en acción. Escribimos con el corazón -y hasta con el estómago- desde las bellezas terrenales de Cancún y Playa del Carmen.

Click to comment

Deja un comentario

To Top