Música

Saltimbanqui, en la vida de equilibrio

Con un estilo electroacústico, fusionado con un poco de jazz, pop rock en inglés, reggae, flamenco, ritmos brasileños, y hasta una pizca de cumbia, Saltimbanqui, agrupación cancunense conformada puramente por talento femenino, nos comparte un poco de su experiencia a un año de intensa trayectoria.

Por: Danny Benitez

Nadia Alcazar en la flauta transversal, Jazmín Gaviola en la guitarra acústica, Alanna Carr en las percusiones, Mariana Cuspinera en el bajo, y todas prestando su magnifica voz para consolidar este proyecto, es como actualmente se encuentra estructurado el grupo.

Sus canciones han sido escuchadas por público de todo tipo; pues ya sea en reconocidos centros de hospedaje de la famosa Zona Hotelera o en grandes resorts de la Riviera Maya, incluso durante el 7º Festival de Música de Puerto Morelos, su inconfundible sonido y belleza ha dejado atónitos a muchos.

SG: ¿Cómo inició Saltimbanqui?
Jazmín: “Nos conocíamos en el medio, conocíamos un poco de lo que cada una hacía, y nos contactamos por internet para ponernos de acuerdo con lo que podíamos y queríamos hacer. La idea era hacer un grupo de chavas, y como realmente no hay muchas, fue muy fácil.

Saltimbanqui

SG: ¿Cómo podríamos explicar su estilo, el Jazz Marialanadia?
Alana: (entre risas) “En realidad pusimos eso porque nos dimos cuenta de que no podíamos ponerle solamente un género, las cuatro traíamos estilos y gustos diferentes, pero precisamente eso fue lo que le dio más variedad al proyecto. Es como electroacústico, fusionado jazz, rock, reggae, y hasta una que otra cumbia, como nuestra rola ‘Cahuamita Caminera’, la más pedida por el público”.

SG: En la escena musical local no vemos muchos grupos conformados por mujeres, ¿cuáles han sido los pros y contras?
Jazmín: “Llama la atención que seamos chavas, como que por alguna razón el público tiende a impresionarse más fácil. Y aunque es así, me parece que tampoco tiene convocatoria de más el hecho de que seamos mujeres. Lo que sí es que tiene como un sellito personal, porque es diferente todo: la vibra entre nosotras, la convivencia y nuestra dinámica”.
Mariana: “Además, para todas ha sido el primer grupo de mujeres que hemos tenido ya en forma, estamos acostumbradas a trabajar más con hombres, por lo que sí ha sido una experiencia muy interesante”.

SG: Platíquenos un poco más acerca de sus canciones, ¿ustedes las componen?
Nadia: “Los arreglos los hacemos entre las cuatro, pero el esqueleto de las canciones han sido de Jazmín y Mariana. ‘Give me your love’ y ‘No hay prisa’, son algunos ejemplos y las que más hemos tocado en vivo”.

SG: ¿De dónde surge su nombre?
Jazmín: “Significa equilibrista, pero en un sentido más de circo. Incluso el Circo del Sol tiene un espectáculo que se llama Saltimbanqui. La dinámica que hay entre nosotras es un poco en esa onda medio cómica, nos gusta que no sea todo tan en serio, que el grupo tenga ese carisma”.

saltimbanqui

SG: Cuéntenos acerca de sus instrumentos.
Alana: “Mi set no solamente es una batería, es un set de percusión, y sí se parece un poco a la batería porque trae platillos y tarola, pero no traigo bombos, es un cajón y le pego con un pedal”.
Jazmín: “Alana ha sido pionera de empezar a usar un pedal de bombo en el cajón, al menos aquí y es muy interesante”.
Alana: “Después en internet me di cuenta de que ya existía, pero realmente todo empezó por la necesidad de no llevar demasiada carga, y me di cuenta de que podía usar el cajón de dos maneras”.
Nadia: “Yo me dedico a la flauta de lleno, también me gusta mucho la percusión, pero la flauta es lo mío. Llevo tocando 17 años la flauta, y empecé desde los 10 años tocando el saxofón y el clarinete, pero cuando ya empecé a estudiar en serio fue con la flauta, en Monterrey”.
Mariana: “También he agarrado diferentes instrumentos, pero ya me dedico cien por ciento al bajo. Empecé a tocar a los 6 años el piano y me ayudó bastante; la guitarra acústica también me gusta. Aparte del piano, todo lo demás lo aprendí de manera autodidacta”.
Jazmín: “He cambiado de opinión muchas veces y me he cambiado de un instrumento a otro, pero ahorita con la guitarra estoy bastante cómoda, más identificada. Siento que dentro del grupo hay esa versatilidad, todas hemos pasado por un proceso musical en el que, de repente, hasta nos cambiamos de instrumento; tenemos una rolita en la que tocamos todas el cajón, y otra que se llama Viró, en la que cambiamos guitarra y bajo”.

SG: Recomiéndenos un lugar, algún sitio que suelan frecuentar.
Saltimbanqui: “El Roots Jazz Club porque, independientemente de nosotras, la mayor parte de los músicos de Cancún que tienen proyectos bien lindos de música de verdad, que no son tan comerciales, se presentan ahí”.